Noticias

Atrás

La Comunidad impulsa la primera experiencia regional de energía geotérmica, que tendrá una potencia frigorífica de 21.000 vatios

  14-11-2011

geotermia viviendaEsta iniciativa permitirá ahorrar unos 6.823 kWh al año, lo que equivaldría a evitar la producción de 2,6 toneladas de emisiones de CO2 a la atmósfera al año

El director gerente de la Agencia de Gestión de la Energía de la Región de Murcia, Teodoro García, informó hoy acerca de la primera experiencia regional de energía geotérmica que desarrollará el Ejecutivo regional y que consistirá en una instalación con potencia frigorífica de 21.000 vatios anuales

Se trata de un novedoso proyecto que contempla la instalación de una máquina de aire acondicionado por bomba de calor geotérmica, gracias a sondas colocadas en sentido horizontal a un metro de profundidad de la tierra. La energía generada permitirá ahorrar unos 6.823 kWh al año en comparación con una bomba de calor convencional, lo que equivaldría a evitar la producción de 2,6 toneladas de emisiones de CO2 a la atmósfera al año.

Esta iniciativa renovable tendrá un marcado carácter demostrativo, ya que al tratarse de una experiencia piloto servirá de punto de partida para futuros proyectos de similares características, al cubrir parte de las necesidades de climatización de un edificio sin precisar las fuentes de energía fósil convencionales.

El director gerente de ARGEM recordó que “para la puesta en marcha de esta actuación, la Consejería de Universidades, Empresa e Investigación y el Ayuntamiento de Murcia, firmaron un convenio para incluir medidas de eficiencia energética, así como para diseñar instalaciones relacionadas con las energías renovables, que se convertirá así en una referencia en la materia en nuestro país”.

Energía geotérmica

La energía geotérmica se obtiene mediante el aprovechamiento del calor de las capas profundas del interior de la tierra, que a pocos metros de profundidad suele presentar aguas termales que fluyen naturalmente y que pueden incluso encontrarse en forma de vapor, lo que hace necesario un análisis previo de cada zona para elegir el método de extracción más eficaz.

En el resto de experiencias desarrolladas en el ámbito nacional la explotación de este recurso energético suele hacerse con un número par de pozos, de tal forma que la mitad obtiene agua caliente que se reinyecta en el acuífero, mientras la otra mitad enfría el caudal obtenido.

De este modo, se evita el agotamiento del yacimiento acuífero, toda vez que el agua que se reinyecta al mismo dispone de energía térmica, y que el caudal del agua se mantiene, además de evitar que las sales minerales presentes en el agua circulen por el circuito de agua potable, evitando la rotura de las instalaciones.


Servicios Destacados