Noticias

Atrás

Cerraduras electrónicas RFID para taquillas que permiten integrase con el control de acceso a la instalación

  26-10-2009

imagenKimaldi presenta un sistema de cerraduras con RFID autónomas, alimentadas a pilas y sin conectividad de datos, que opcionalmente se comunican con el sistema de control de acceso a la instalación mediante una red virtual Mifare

Kimaldi, fabricante y mayorista de sistemas de identificación, presenta unas cerraduras electrónicas RFID para taquillas compatibles con la tecnología Mifare. Se trata de un sistema de cerraduras electrónicas RFID autónomas, alimentadas a pilas y sin conectividad de datos, que opcionalmente se comunican con el sistema de control de acceso a la instalación mediante una red virtual Mifare que usa la propia tarjeta o pulsera como vehículo de comunicación de datos.

De este modo, el usuario puede usar la misma tarjeta Mifare del control de acceso para la apertura de la taquilla en el vestuario. Mediante este sistema se puede, por ejemplo, conocer si el usuario ha liberado la taquilla antes de abandonar la instalación, el nivel de las baterías de cada taquilla o programar la apertura automática de todas las taquillas a una hora determinada. Las cerraduras electrónicas de taquillas son más seguras, más fáciles de gestionar y usar que las cerraduras de taquillas con moneda. Además, resultan sencillas de montar y cuentan con un menor coste de instalación. Kimaldi dispone desde hace algún tiempo de un sistema de control de taquillas mediante las electrónicas NdCAN y la comunicación CAN. Ahora, con las nuevas cerraduras para taquillas ?todo es mucho más fácil y económico?, comentan desde Kimaldi. Incluyen todo lo necesario para el control de la taquilla y se reduce muy significativamente el coste de instalación, ya que al tratarse de cerraduras autónomas alimentadas a pilas se elimina la necesidad de cableado. Estas cerraduras para taquillas pueden funcionar con el modo de libre asignación, en el que el usuario escoge una taquilla libre y la usa, o bien con asignación prefijada, en el que el usuario ya tiene asignada su taquilla (taquillas propietarias o de alquiler). Las cerraduras para taquillas usan una tarjeta, pulsera o tag Mifare, por lo que se puede implementar una red virtual Mifare para integrar la gestión de las taquillas con la gestión del control de accesos. La misma tarjeta del control de acceso sirve para controlar la taquilla, y además permite funcionalidades de valor añadido. Algunas de estas funcionalidades son las siguientes: monitorización centralizada del estado de las baterías desde el software de gestión, facilidad de implantación de protocolos de seguridad y buen funcionamiento (con la opción de obligar la liberación de la taquilla antes de abandonar la instalación), apertura automática de las taquillas a una hora definida para mantenimiento y seguridad o disponibilidad de un terminal informador. Al estar controladas por una tarjeta Mifare se abre una amplia gama de funcionalidades, ya que existe espacio libre en la memoria de la tarjeta para que esta sea usada como tarjeta monedero con saldo de bonos para pagar las máquinas de vending y otros servicios de la instalación como saunas, luces de las pistas de tenis, masajes, etc.

Fuente: Kimaldi


Servicios Destacados