Noticias

Atrás

La Comunidad inspecciona el sistema de tarificación de más de 600 taxímetros

  19-12-2010

TAXÍMETROSEsta medida de control que realiza anualmente la Consejería de Universidades, Empresa e Investigación es obligatoria para todos los taxis desde 2006

La Consejería de Universidades, Empresa e Investigación ha llevado a cabo en 2010 la inspección de un total de 620 taxímetros de la Región para verificar que realizan una correcta medición en el cálculo de precios, de los que sólo el 1,6 por ciento ha presentado algún error de tarificación.

Esta revisión técnica que realiza la Dirección General de Industria, Energía y Minas anualmente desde 2006 es obligatoria para todos los taxis y tiene una validez de un año, siempre que no se produzca un cambio de tarificación, una subida del IVA o cualquier otro factor que pueda alterar el precio que paga el usuario por el trayecto, en cuyo caso se deberá solicitar una nueva inspección.

El director general de Industria, Energía y Minas, José Francisco Puche, indicó que, una vez finalizada la prueba, “el taxímetro queda precintado para evitar su manipulación y el vehículo recibe un distintivo, como en el caso de la ITV, que acredita su verificación y validez”.

Además, la Consejería puso en marcha recientemente un nuevo circuito para la comprobación de los taxímetros de la Región, situado en el Polígono Industrial Saprelorca, que se une a los ya existentes en Murcia y Cartagena.

Esta nueva instalación cuenta con un recorrido de más de 2.000 metros, “donde se comprueba, sobre cada taxi, la medida en euros de dos de las tarifas instaladas. El margen de error es del dos por ciento, lo que supone unos dos céntimos de euros por cada kilómetro”, explicó Puche.

Fases de comprobación

En la Comunidad Autónoma las pruebas a los taxímetros se realizan en circuitos especialmente destinados a estas pruebas y medidos al centímetro con un odómetro calibrado, dispositivo que mide la distancia recorrida por un vehículo. Una vez finalizada la verificación por personal de la Dirección General se precinta el equipo, “de forma que se evita su manipulación. Además, se anota el resultado de la verificación en el boletín metrológico del taxi, en el que se apuntan las mediciones realizadas en el vehículo, y se les entrega una pegatina para que dispongan de una marca exterior que indica su periodo de validez”, aseguró Puche.

La primera fase de las pruebas se lleva a cabo antes de la comercialización del equipo. Así, el fabricante debe demostrar ante un organismo autorizado e independiente que cumple una serie de requisitos comunes para todos los países de la Unión Europea, sin cuya documentación no puede poner el equipo a la venta.

En la segunda fase, la Comunidad verifica anualmente el equipo instalado con el objetivo de comprobar que cumple los requisitos esenciales, funciona correctamente y que los errores de medida están dentro del baremo permitido por la legislación.

El taxímetro es un equipo instalado en el taxi que calcula la medida de la cantidad a pagar tras un recorrido y actualmente está regulado por la Orden ITC/3709/2006, de 22 de noviembre en todo el territorio español. El importe a pagar se calcula a partir de la tarifa autorizada para el municipio que ha otorgado la licencia de uso del vehículo como autotaxi.


Servicios Destacados