Noticias

Atrás

La Región se incorpora a la 'Big Science' con dos grandes infraestructuras científicas singulares

  08-01-2010

El Observatorio Oceanográfico Costero de la Región de Murcia y la Plataforma de Investigación de Recursos Hídricos en Zonas de Escasez se consolidaron en 2009

La Región de Murcia experimentó en 2009 un importante avance en los proyectos de las dos nuevas instalaciones científico-técnicas singulares que impulsa la Consejería de Universidades, Empresa e Investigación: el Observatorio Oceanográfico Costero de la Región y la Plataforma de Investigación de Recursos Hídricos en Zonas de Escasez.

 Ambas infraestructuras se encuentran incluidas en el Mapa Nacional de Grandes Instalaciones Científico-Tecnológicas, que marca el camino del progreso de la ciencia experimental y el avance tecnológico en España de cara a los próximos años.

Se trata de la apuesta de la Comunidad por el nuevo modelo protagonista de la investigación del siglo XXI, denominado 'Big Science' o la 'Gran Ciencia', que requiere presupuestos muy elevados, además de la cooperación internacional para alcanzar objetivos de investigación de primera línea.

El consejero de Universidades, Empresa e Investigación, Salvador Marín, manifestó que la Consejería avanzó “de manera decisiva” en 2009, junto con el Ministerio de Ciencia e Innovación, en la redacción del proyecto científico para construir el Observatorio Oceanográfico Costero de la Región de Murcia, al mismo tiempo que ha firmado con el Gobierno central, tras más de dos años de gestiones, el convenio para desarrollar el proyecto de creación de la Plataforma de Investigación de Recursos Hídricos en Zonas de Escasez.

La puesta en marcha de estas dos grandes infraestructuras científico tecnológicas se une a otros proyectos “fundamentales” para Marín, como la iniciativa de las universidades públicas de la Región para la creación de un campus de excelencia internacional, o a la consolidación del Parque Científico de Murcia y el Tecnológico de Fuente Álamo. Todo ello “supone un paso decisivo para el desarrollo económico y social de la Región, basado en el conocimiento y en la innovación. De ahí la necesidad de incorporar también a las empresas a cuantas iniciativas se pongan en marcha para incrementar la competitividad y productividad científica de la Región”.

El consejero recordó que su Departamento “tiene entre sus objetivos la gestión, no sólo de las universidades y de la investigación, sino también de las empresas y que, por tanto, es obligación de la Consejería buscar sinergias entre los centros de producción de conocimiento y el tejido productivo”.


Servicios Destacados